César Márquez presenta su poemario “Corazón de sol” en Valencia

cesar_marquez_01

César Márquez, poesía valiente y surrealista en su última obra

César Márquez presentó el pasado martes 29 de octubre su último poemario, “Corazón de sol”, editado recientemente por Olé Libros, en el centro cultural Espai Llimera de Valencia. El acto contó con la presencia de José Antonio Olmedo, uno de los directores de la revista “Crátera”, crítico literario y prologista del libro, que se encargó de glosar la figura y la obra de César Márquez. Toni Alcolea, director y editor de Olé Libros abrió el acto dando la bienvenida a los asistentes y presentando tanto al autor del libro como del prólogo.

José Antonio Olmedo comenzó su alocución mostrando aquellos aspectos de la poesía de Márquez que, a su juicio, lo convierten en un poeta singular dentro del panorama poético, como son el creacionismo, el surrealismo, la concepción intuitiva de la poesía, la proliferación de aposiciones y elipsis, la ausencia de puntuación con comas, el uso antonomásico de las mayúsculas, los acrósticos o los caligramas. Todos estos recursos literarios se dan cita en los versos y poemas que dan forma a “Corazón de sol”, un libro que considera “singularmente romántico”.

Además, Olmedo destacó la destreza de César Márquez a la hora de declamar sus propios poemas; cuando este recita, les da otro sentido, sentido que no se hace tan palpable en la primera lectura del texto. “El poema se levanta de la página”, añadió al incidir en este punto. Este hecho, quedó sobradamente demostrado cuando Márquez leyó a los asistentes algunos de los poemas que componen el libro —”Llegar a casa”, “Universo”, “Presencia”, “Cuenco”, Río, montaña y cielo” o “Alef y dentro”, entre otros—dejándoles asombrados y enmudecidos.

Por su parte, César Márquez confesó la necesidad de tener libertad creativa para dar forma a poemarios como ”Corazón de sol”. Es su forma de entender una poesía que se podría calificar de “catártica”, rozando la escritura automática. Muchos de sus poemas corresponden a vivencia propias y tienen un claro matiz esperanzador que viene dado, directamente, por la aspiración personal de Márquez de conectar con la conciencia moral del lector, y cuyo fin último es ahondar en la idea de que “debemos ser mejores personas”.

El público se unió a un interesante debate donde la protagonista fue la Poesía (sí, en mayúsculas, como quisiera Márquez) y en el que quedó patente la riqueza vital y espiritual del poeta. Entre los asistentes se encontraban autores como Viktor Gómez, Sara Castelar, Chema Lagarón o Enna Villarroya, y el editor Gabriel Viñals; así como el artista plástico José Lapasió, autor de la obra que ilustra la portada del libro.

Block "pop-up-newsletter" not found