Inma Muñoz, Puntito Chimpún

Inma Muñoz nos asombra con su Puntito Chimpún

 

 

 

 

Inma Muñoz acaba de publicar con Olelibros.com un libro para los más pequeños: La increíble historia del Puntito Chimpún.

Hablamos con ella para que nos cuente más cosas sobre este original proyecto que lleva en el mercado apenas unas semanas y está funcionando muy bien. Creemos que su experiencia puede servir a otros autores que estén en estos momentos trabajando en proyectos similares para que les dé una idea de cómo publicar.

El libro cuenta la historia del Puntito Chimpún y va dirigido a niños de 2 a 7 años. El objetivo es que aprendan a usar el punto y seguido, el punto y aparte o los dos puntos de una manera divertida y amena. Mención aparte merecen las ilustraciones de Vireta que ha sabido dar vida de una forma muy fresca a algo tan abstracto como la ortografía.

En definitiva, una obra perfecta para aquellos padres que quieran educar a sus hijos con cuentos. La increíble historia del Puntito Chumpún también es una gran herramienta para introducir en los programas lectivos de preescolar y primaria para enseñar ortografía a los más pequeños. Es una forma divertida de aprender, sin duda. De todo ello hablamos en esta entrevista.

¿Qué se van a encontrar los más pequeños cuando habrán tu libro?

Al abrirlo se encontrará con algo un tanto desconcertante, un puntito que tiene una historia que contarnos , que iremos descubriendo con una oleada de color y frescura. El cuento va desarrollando la idea, a la vez que se va llenando de intensidad en sus ilustraciones. Es un enfoque diferente al uso corriente de la gramática, ideal para los prelectores que tienen que emplear los puntos. A partir de ahora, más de uno pondrá ojos y boca a alguno de sus puntos finales…

¿Cómo surgió la idea de escribirlo?

Surgió al leer el correo electrónico de un antiguo novio, que solía poner puntos finales a todas sus frases. Pero me llamaba la atención porque yo, cuando escribo un correo, suelo relajar un poco la ortografía y empleo mucho los puntos suspensivos. Y de ahí, fui desarrollando una historia, que solía contar a mis amigos más cercanos.

¿Cómo ha sido tu proceso creativo?

La historia ha ido evolucionando, de estar pensada para adultos a llenarla de curiosidad e inocencia para acercarla a los más pequeños. He ido incluyendo los elementos que más le gustaban a mis hijos y sigue creciendo. De camino al trabajo suelo ir pensando en la historia, y practico en los cuentacuentos con nuevas ideas para saber cuales funcionan mejor. Es un proyecto con puntos suspensivos.

La otra parte del proceso, el de la ilustración, tuve la fortuna de encontrar a Vireta, que ha captado fenomenal la idea, y ha creado unos personajes geniales y dulces, que acercan a los niños algo tan abstracto como es un punto ortográfico. Con ella, ha sido un proceso de un año de trabajo, a fuego lento, y el resultado salta a la vista.

¿Por qué el nombre de Puntito Chimpún?

Porque Chimpún es una forma muy coloquial de decir “se acabó”, y encaja fenomenal en la historia.  Tiene mucha fuerza, es muy gracioso, además de que encaja al dedillo con su significado de punto final.

¿Qué te gustaría que pensara el lector cuando termine de leerlo?

Los niños, dependiendo de la edad, se quedan muy pensativos. Los que son más pequeños, se quedan con los juegos y con un buen sabor de boca porque el libro habla de muchas de sus cosas favoritas. Y los mayores, después de pararse a pensar, caen en que se trata del punto final y es muy gracioso. En los cuentacuentos, sus caras, cuando se lo explicas, son de verdadera sorpresa.

¿También haces de cuentacuentos?

Sí, además de la autoedición y difusión del libro como tal, preparo el cuentacuentos para llevarlo a colegios, librerías y bibliotecas. Los niños de 3 a 7 años escuchan con mucha atención y les hago participar en la historia. Estoy disfrutando mucho de este proyecto, porque además puedo compaginarlo con mis hijos, que están encantados de verme contar las historias de Chimpún

¿Te dedicas en exclusiva a la literatura?

No, para mi es algo muy ilusionante, un proyecto personal que ha nacido y veo crecer día a día, pero en realidad soy aparejadora y trabajo en una constructora. Pero siempre he tenido muy claro que hay vida después de la oficina, y he intentado disfrutar con otras aficiones como son la danza y el teatro, el cine y la literatura.

¿El libro se va a editar en inglés?

Si,  estamos preparando la una versión en inglés, para que Chimpún salga de casa al extranjero. De todas formas, gracias a Olé libros, el libro se vende actualmente en ebook en más de 120 plataformas de habla hispana por todo el mundo, desde Europa a Estados Unidos, Latinoamérica, Canadá y Japón, entre otros. Es una maravilla pensar que tu libro, tu pequeño proyecto, puede llegar tan lejos. Que un niño de Perú esté leyendo mi libro ahora es una sensación indescriptible.

¿Tienes en mente más proyectos?

Si, tengo ya en mente otra historia, que iré desarrollando cuando haya despegado Puntito Chimpún. Como diría mi yaya: “poquet a poquet”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Block "pop-up-newsletter" not found