Lo que se dice de… ‘Trece’, de Luis Miguel Sanmartín

presentacion_trece

Luis Miguel Sanmartín… el poeta del asombro.Trece Luis Miguel Sanmartín

Trece es el poemario que Luis Miguel Sanmartín ha publicado con Olé Libros (2019). Durante estos meses han sido muchos los lectores, críticos y otros poetas que han escrito sobre su poesía, ‘vibrante y luminosa’, que invita a ‘leerla y releerla’ según dejan plasmado en sus reseñas. Las críticas no pueden ser mejores.

Estas son algunas de la voces más reconocidas que han hablado sobre él: José Antonio Olmedo, Faustino Lobato, Pedro Villar, Rafa Soler, José Iniesta, Vicente Barberá, Blas Muñoz, Fidel Pereda, Carmen Salas del Río, Santiago Méndez, Helena Vilella, Rosa Cuadrado, Rosa Mª Marcillas, Pedro Fernández Giménez, Ruth Gasparini, José Gilabert Ramos, Jorge Pérez Cebrián, Javier Gilabert, Fernando Jaén Águila, Angela de Mela, Cristina Sarrió y Carles Segura. 

JOSE ANTONIO OLMEDO. Reseña en Todoliteratura.com  26-07-2020

Extracto. Lee aquí la reseña completa: El espacio matemático de la palabra en “Trece”, de Luis Miguel Sanmartín

Trece es una gamificación metapoética sobre el acto de escribir que despliega sus patrones con base al sexto número primo, cifra que no es más que un pretexto para experimentar con el lenguaje y tratar de mostrar sus grietas, también, las del poema: cociente resultante de las operaciones aritméticas involucradas en el orgasmo creativo.

Trece es casi un laboratorio de ideas, un libro-taller de escritura creativa que estimula los sentidos y contagia su vocación prospectiva. La habilidad de Luis Miguel Sanmartín demuestra que la morfología, sintaxis, semántica y pragmática son indisociables entre sí y de la palabra poética, y a su vez, combinables, maleables, prescindibles para significar dentro del poema”.

FAUSTINO LOBATO. Reseña en el blog faustinolobato.com  28-03-2020

Extracto. Lee aquí la reseña completa: Trece, un libro sobre un acróstico

“Con este libro nuestro poeta nos adentra en el mundo no del número trece, con el que juega para construir sus páginas, sino en el hecho mismo del hacer poesía, respondiendo a un deseo interno por el que termina diciendo: venceremos la sed de la palabra/ en el fulgor biunívoco /de la imagen creándose.

Es importante que, al querer adentrarnos en esta catedral del verso, con formas aparentemente cripticas, no busquemos una lírica al uso sino un amor a la palabra mirada de manera poliédrica, en todas sus mil maneras de expresar y conjugarlas.

Trece es un libro para leer y releer, para detenerse en las mil ventanas por las que entra la luz del verso apuntando a múltiples mensajes, a diferentes sorpresas capaces de cautivar al lector. Y en este gesto espontaneo del sorprenderse al el visitante   se le pide –sin decirlo- docilidad para dejarse guiar por un pentagrama (cinco capítulos) donde la música que aparece no es sólo un juego de palabras puestas por el autor sino también la emoción del  lector, que se deja empapar por lo que en cada capítulo se contiene”.

PEDRO VILLAR. Reseña en el blog siriusminimus.vixsite.com. 02-09-2020

Extracto. Lee aquí la reseña completa: Trece, de Luis Miguel Sanmartín

“Un poemario lleno de resonancias verbales y metafóricas que busca la experimentación en la forma para llevar al lector a un estado desde el que adentrarse al poema de manera distinta e inusual, creando un extrañamiento de hermosas resonancias poéticas. Un libro de experimentación inteligente que dota a las palabras de significados y de imágenes a veces inquietantes. Poesía, en definitiva, sin prejuicios, escrita desde el asombro, que descubre una voz propia y un excelente libro”.

RAFAEL SOLER. Escritor y poeta.

“Termino la segunda lectura de tu espléndido libro. Qué sorpresa: poemas como “Sobre el rumiante”, “Uno” y “Doce”, “VIII”, todos sin excepción de COROLA (excepcionales), “Ennéa” y ese “Moleskine” final, bien hablan de un poeta original, con voluntad de estilo y con mirada. He disfrutado mucho y celebro haber entrado con tan buen pie en tu obra“.

JOSÉ INIESTA. Escritor y poeta

“Durante estos días he estado transitando por tu libro Trece, leyéndote con atención. Hoy he regresado a él, he vuelto a leerlo dejándome llevar por un ritmo cóncavo de río que sabe murmurar sus verdades. Tu poesía, y ello es bueno, se columpia entre la tradición y la modernidad. Su título Trece da un orden a una construcción que manda sobre la estructura del libro, y ese número fatal, maldito para algunos parece que abre una puerta vital y parece que cierra otra, muestra en su organización numérica una conjura contra el miedo, el abandono y los fracasos, e inaugura una vida nueva donde un hombre celebra lo sensitivo, la áspera realidad, la erótica bellísima de la carne, los desdenes del amor. Me ha sorprendido, sinceramente, tu libro“.

VICENTE BARBERÁ ALBALAT. Escritor y poeta.

“Gracias, Luismi, por el rato agradable que me has hecho pasar y por lo mucho que he tenido que hilvanar para seguir algunas de tus intenciones y términos inventados y metafóricos, aunque la mayoría se acercan a la lógica daliniana de los relojes colgantes presos en un mundo surrealista. Todo un cuadro de insensateces en un mundo insensato lleno de incertidumbres, sinsentidos y música escondida en una combinación de métrica perfecta. Mi enhorabuena por este interesante libro que no dejará impasibles a los lectores y que encontrarán en él un manantial de fresca y original inspiración”.

BLAS MUÑOZ. Poeta.

“Cuando a mí me llega Trece, de Luis Miguel Sanmartín, se me va el pensamiento a un título muy parecido, TRILCE, de César Vallejo. Cuando yo leo el libro, me encuentro con que en él hay mucho de César Vallejo. Para mí hay muchas similitudes; en la ruptura del lenguaje, en el riesgo que asume, en ese ponerse en un alambre, haciendo de funambulista y a punto de caerse, sin caerse nunca en este libro. Luis Miguel no se cae nunca pero siempre corre riesgos en el lenguaje. Este libro nos alimenta la imaginación de una manera brutal. Trabajo espléndido que me parece de una arquitectura difícil de encontrar hoy en día en cualquier poemario de los que llegan a nuestras manos. Es un libro excelente, de largo aliento”

FIDEL PEREDA CENDAL. Escritor

“Me sorprende este Trece, este giro impredecible en tu poesía que ya habías ido adelantando“.

CARMEN SALAS DEL RÍO. Escritora y poeta.

“Tu poemario Trece no tiene desperdicio. Ni la estructura ni el contenido pueden ser indiferentes a nadie. Un poemario muy original e impactante. Es en Trece su poesía, como un sortilegio de palabras combinadas al albur de su pensamiento, que producen una atracción misteriosa, magnética, algo que deseas descifrar. Es pura osadía”.

SANTIAGO MÉNDEZ. Escritor.

“Me solazo con Trece. Lo estoy leyendo despacio, degustándolo, y cada vez me gusta más. No eres solo poeta, eres escritor. Es una investigación en el lenguaje, en el tuyo propio y en la lengua española. Me emocionan los poemas y me emociona el intenso trabajo realizado. Has señalado el camino de la soledad absoluta y lo has hecho con atrevimiento, sin complejos. Tu palabra es siempre honda, a veces descarada pero siempre leve al corazón. Quiero decir que entra como un tiro y cuando quieres reaccionar ya estás muerto”.

HELENA VILELLA. Poeta.

“Tu poesía no es poesía para todos los públicos… solo para locos enamorados del arte que encierra. Solo ellos pueden decir lo que el infante deja como sello al final de un cuento sublime. Sigo creyendo en la poesía a pesar de que haya tormentas que oscurezcan nuestro mundo. Trece es un libro que sabe exquisito y que recomiendo a todos”.

ROSA CUADRADO. Escritora y poeta.

Trece, de Luis Miquel Sanmartín, es un libro que no se agota en una primera lectura. Asombra y vuelve a asombrar en cada uno de sus versos siguiendo ‘la sucesión de Fibonacci…’.”

ROSA Mª MARCILLAS. Escritora y poeta.

“…Un poemario inteligente y desconcertante; para fluir, para leer y releer, sin intentar entender demasiado, simplemente dejarse llevar por la sorpresa, por lo inesperado… «disgregario, sin más», solemne e indiscreto”.

PEDRO FERNÁNDEZ GIMÉNEZ. Miembro fundador del Club de Lectura Que viene el lobo.

“Mágica, hermosa y muy profunda la poesía de Luis Miguel Sanmartín. Bonita, bonita hasta trece veces la poesía de Luismi, donde rezan las anáforas y se recrean otras criaturas divinas. Este poemario Trece está repleto de ecos, resonancias y aires necesarios”.

RUTH GASPARINI. Poeta.

“Lo único malo de Trece es que resulta mala cura para el insomnio. Emociona. Obliga a gestionarte. Tiembla entre las manos. Apaga la voz. Deja en penumbra. Gracias. Pasar la noche con sus versos en las manos y vino en los labios es un raro lujo estival y un placer para los sentidos. Despiertas con la boca seca y una magnífica sensación de sed”.

JOSÉ GILABERT RAMOS. Poeta.

“Me parece un poemario fresco, rompedor, original. Un poco extraño y atrevido. Hay mucho de amor a la vida, a la belleza, a las palabras y al ritmo. Los poemas de TERCIOS, COROLA y RUMIANTE son los que más me han hecho vibrar. Te felicito por este libro”.

JORGE PÉREZ CEBRIÁN. Poeta.

“No se trata, pues, de reflexiones frías, de meros razonamientos conceptuales: la poesía que nos espera en Trece está llena de fervor, de nostalgia, de deseo, de una emoción viva que busca sacudirse el yugo de las fórmulas ajadas y vacías. Y es así como, a través de esa sacudida, de esa búsqueda de algo que vaya más allá del lenguaje, logra envolvernos en una atmósfera llena de verdad, de emoción, de misterio y de vida. Todo ello dirigido por un ritmo y una expresión tan propias que no dejarán de hacer de este libro algo siempre nuevo, vivo y revolucionario”.

JAVIER GILABERT. Poeta.

“Luis Miguel Sanmartín ha conseguido encajar con la habilidad del orfebre la palabra poética en su libro Trece pues de ella se ha valido, pero también del ritmo y la belleza, de sus profundas lecturas y de todo su ingenio, para engarzarla en un libro-joya cuyas innumerables facetas brillan con luz propia en cada nueva lectura”.

FERNANDO JAÉN ÁGUILA. Poeta.

“El tono del libro es fascinante. La versificación en paralelo, iniciada ya en los salmos, dora el texto y lo dota de una gran riqueza visual y semántica. Las vidas cotidianas encuentran en tus versos el lugar sagrado que les corresponde” (Sobre el capítulo que lleva por nombre ‘Estiquios’).

ÁNGELA DE MELA. Poeta.

“Sin abandonar el profundo conocimiento que le ha antecedido en materia de lenguaje y compromiso estético, ocupa el legisigno indicial remático, el número Trece. Luis Miguel Sanmartín sabe que es, en utilidad, una anáfora, y la desplaza sin anécdota. Sabe que es, una sucesión salmódica, donde se pone la piel y el poema. Sabe que es, una participación de números naturales, que en cada término, suma los anteriores. Sabe de la espiral áurea, de la Teoría de los Juegos. Sabe, pero calla, mientras nos conduce a su recurrencia axiomática, a su descubrimiento; así en esta relación, la tendencia a la infinitud, no abarata su oro, tocada la distancia en lo vivo, en lo vivencial.

Un libro como Trece, que ha reelaborado lo debido de la tradición del idioma para anclarse en el hoy, ha sorteado una aventura digna de elogio, allí donde ha hecho de la hostilidad proporcionada por el estigma, acuífera danza, esponsal bifronte de las letras, inmersión rebelde de la palabra, recurrente grito, para el común destino de la poesía”.

CRISTINA SARRIÓ. Profesora Univesidad de Alicante.

Trece es un libro que lleva al lector a detenerse en cada verso y a disfrutar de lo que las palabras se dicen entre sí. Es un ejemplo de buena poesía, culta, rigurosa y con mucha fuerza. Nada en Trece está sujeto a la precipitación, nada es fruto de la improvisación. No puede serlo un poemario como este repleto de tropos, figuras de pensamiento, de dicción, de construcción, una buena fuente de ejemplos para un diccionario de retórica. Sin duda, es un libro hondo, pleno y bello, una mezcla equilibrada de impulso y método, un poemario que nos hace salir de nuestra cerrazón y ser más sensibles al sentir”.

CARLES SEGURA. Profesor Univesidad de Alicante.

“Després de llegir un vers, o un poema, o el poemari sencer, m’ha calgut i m’ha apetit fortament rellegir per a fixar-me en les mateixes coses o en altres, descobrir emocions noves, percepcions diverses, combinar-ho amb els meus variats estats d’ànim, amb la meua història personal. Però el cuquet del sentit ha anat creixent irremeiablement en el meu interior; i, llavors, he comprés ara alguns dels oxímorons sense referent en la realitat immediata; he captat algunes de les metàfores que no hi eren en la primera lectura; he desplegat el meu desig d’orde fins al punt on he necessitat; he començat a lligar caps, els meus caps; cadascú haurà lligat els seus”.

 

Block "pop-up-newsletter" not found