La delicadeza de la poesía de Victoria Ash. Besos de nadie

Poesia. Besos de nadie

Besos de nadie (Espasa) es poesía del recuerdo, del olvido y del amor

Besos de nadie, de Victoria Ash, es una declaración de intenciones desde su misma portada: dos mujeres que son la misma enfrentadas, casi besándose, pero sin hacerlo. Cuando le damos la vuelta nos explica que nos vamos a encontrar con el sentimiento del miedo, miedo al amor, que impulsa a muchas personas a pasar de puntillas por la vida de otros y la propia. Miedo a sentirse herido, que nos lleva a la huida.

De lectura fácil pero pensada, se puede coger desde varios caminos; cada poema te lleva a otro, así hasta alcanzar las tres partes en que está dividido este libro. Luego, el mismo libro te incita a leerlo a fuego lento, poco a poco, sintiendo todo aquello que sus palabras transmiten, que es mucho.

Los tres bloques del libro son: Besos a mi soledad, donde cómo dice el prólogo la autora se confiesa humana; Besos al olvido y Besos a ella.  Al final… Bueno, el final tendréis que descubrirlo leyéndolo. No os pesará porque es un libro etéreo y sutil, pero que besa dejando huella.

Además, Besos de nadie lleva un regalo prendido, no sólo lo que transmite leerlo, sino también el CD que lo acompaña, donde algunos de sus poemas asaltan nuestros sentidos de nuevo. Así que con este libro tenemos tres experiencias, como tres son sus bloques. Una rápida y ascendente; otra lenta y pensada; y por último, la sentida y escuchada. Todas las caras del amor se encuentran aquí reflejadas en mayor o menor medida.

Mi interpretación personal, muy personal: la delicadeza hecha libro.

Recomendación: recorrer todos sus caminos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.