Qué le pasa a mi libro

Qué le pasa a mi libro. Asegúrate de que tiene lo que necesita

Qué le pasa a mi libro, es una duda que tienen muchos autores ante los diferentes resultados de cada una de sus obras.

En este post vamos a hacer un repaso por lo que le puede estar pasando a tu libro sin que tú lo sepas.

  1. ¿Has hecho un balance entre debilidades y fortalezas? Si no sabes cómo hacerlo, puedes pedir que te lo haga un profesional. Es fundamental, no sólo para saber en qué está fallando y qué elementos podrías potenciar; luego iremos a esto último. El caso es que si no sabes qué errores cometes difícilmente sabrás qué le pasa y el mejor secreto para que un libro venda es que sea un buen libro. Es importante que antes de publicar un libro, tenga un proceso de corrección adecuado o un corrector profesional.
  2. Vamos a ver por qué son tan importantes las fortalezas. No sólo para que cada vez consigamos que sean más, sino porque de las fortalezas de tu libro deben salir todos los mensajes que comuniques de él. Bien sea en una presentación, como en una entrevista, como en la sinopsis. Si no sabes venderlo, cómo lo vas a vender.
  3. Qué estás haciendo con las redes sociales. No aburras, cada dos segundos no es una buena idea contarle al personal que tu libro es el mejor. El personal se hastía y, lo peor, le acabas cayendo mal. Habla de otras cosas, dales a conocer lo interesante que eres cómo persona. El pensamiento lógico consecuente es que pensarán que es interesante también comprar tus libros; o divertido o osado o…. (póngase en los puntos suspensivos el adjetivo que mejor defina tu estilo literario)
  4. ¿Cómo son tus presentaciones? La gente se ríe, te mira con ojos intensos o, por el contrario, oyes de vez en cuando algún ronquido. Mirar las caras de quienes han ido a escuchar tu presentación es un buen termómetro para saber cómo está saliendo. No valen las caras de tu madre, ni de los familiares más allegados. En el caso de que esas caras no reflejen el interés debido, busca otra forma de hacer la presentación. Una que cumpla estos tres requisitos: asegúrate que el público sabe de qué va tu libro y que le guste (de ahí la importancia de las fortalezas); haz que la gente pase un buen rato y todos deben salir de allí sabiendo dónde se compra y cuánto vale.
  5. Si todos los puntos anteriores no te indican qué le está pasando a tu libro, ponte en manos de un profesional. Cuando estás enfermo, dónde vas… pues eso.

Si te ha gustado este post, dínoslo y si quieres que escribamos sobre otra cosa, también. Si vas a publicar un libro en breve, ya sabes, asegúrate que no está sufriendo en silencio.

Palabras relacionadas:

Qué le pasa a mi libro

Corrector profesional

Proceso de corrección

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.