Cómo crear personajes convincentes y atractivos

Cómo crear personajes, una de las grandes preguntas de la narrativa

Personajes redondos o evolutivos, clásicos como la antiheroína, el caballero errante, el héroe o una mujer fatal, pueden coincidir en la trama de tu novela e interactuar brillantemente para convertirla en todo un éxito o en una sucesión de callejones sin salida que hará desistir al lector más fiel. Definir los rasgos de los personajes es uno de los pasos para escribir una novela y es imprescindible que lo hagas a conciencia: los personajes se deben relacionar como en un puzzle, en el que todo encaja. Disponer de personajes coherentes será una de las claves previas que tendrás que plantearte a la hora de escribir una novela. A la hora de publicar un libro no se debe dejar nada al azar.

Muchos autores reconocen a los personajes de sus novelas como a alguien de su familia, como a uno de sus amigos más allegados y no se limitan a desarrollar aquellos aspectos de su personalidad y biografía que aparecen en el texto. Son capaces de señalar sus gustos musicales, cuál es el viaje que desearían hacer o qué refresco pedirían en un restaurante.

Ante un paso tan indispensable, es útil echar mano de algunos recursos para escritores, tanto noveles como avanzados, que permiten crear personajes convincentes y atractivos.

  1. Un primer paso consiste en la atribución de un perfil determinado y reconocible para el personaje que se está definiendo. Todos los grandes personajes responden a uno y, así, el Quijote era un caballero errante; Casanovas o Don Juan eran mujeriegos, y Harry Potter o Anakin Skywalker responden al perfil del joven angustiado.
  2. Será igual de vital atribuirle al personaje una misión en la trama, acorde con su perfil y su objetivo vital. Este rasgo es importante en tanto que se convertirá en el motor de la acción interna que desarrolle y, por tanto, nos encontraremos con un personaje activo y motivado.
  3. A fin de poder actuar en la consecución de esta misión u objetivo, se dotará al personaje de fortalezas o valores e imperfecciones o debilidades.
  4. Complementariamente hay que tener en cuenta un conjunto de atributos que los personajes deben reunir: que sea único y se diferencie del resto de personajes de la trama; que haya una coherencia en y entre qué dice y cómo actúa y, además, que entrañe algún misterio para hacerlo atractivo.
  5. Por último, el buen creador de personajes también planifica y prevé la evolución que tendrá dentro de la trama, paso a paso. Aunque luego, como tantos escritores dicen, ellos sean capaces de escribir su propia historia, muchas veces al margen de las apetencias del escritor. En estos casos, es una señal de que se ha creado un gran personaje.

En general, la definición de personajes es una tarea compleja, que requiere tiempo y dedicación y que puede llegar a implicar que el autor incluso prevea un marco comprensivo para reacciones inesperadas. Como decíamos antes es como la vida misma, en la que incluso los más allegados pueden llegar a sorprendernos. Al final, los personajes bien definidos empujarán la trama y casi caminarán solos en la narración.

Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Block "pop-up-newsletter" not found