Entrevista a Santiago Posteguillo

Entrevista a Santiago Posteguillo

Entrevista a Santiago Posteguillo.

Entrevista a Santiago Posteguillo. Entrevistamos a Santiago Posteguillo. Profesor titular de lengua y literatura inglesa en la Universitat Jaume I y doctor europeo por la Universitat de València, estudió literatura creativa en Estados Unidos y lingüística, análisis del discurso y traducción en el Reino Unido. Publicó ‘Africanus, el hijo del cónsul’ (2006), ‘Las legiones malditas’ (2008) y ‘La traición de Roma’ (2009).

Finalista del Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza, ha sido premiado en la Semana de Novela Histórica de Cartagena y ha recibido los galardones Hislibris.com 2009 al mejor novelista histórico y a la mejor novela histórica. Recibió en 2010 el Premio a las Letras de la Generalitat Valenciana. En 2014 se le otorgó el Premio Internacional de Novela Histórica Barcino, en reconocimiento al conjunto de su obra. En 2015 recibió la distinción Escritor Valenciano del Año. Con su ‘Trilogía de Trajano’, Posteguillo ha continuado recibiendo elogios por su narrativa histórica.

Ha publicado también tres obras de relatos: ‘La noche en que Frankenstein leyó el Quijote’, ‘La sangre de los libros’, y ‘El séptimo círculo del infierno’ (Planeta) sobre la historia de la literatura. Sobre este último libro le preguntamos.

En el relato ‘El escritor invisible’ leemos una frase curiosa, al hilo de unas catapultas y Marco Polo. Esa en la que afirma que acepta ‘esas pequeñas licencias (o grandes, según se miren). Pues dotan al relato de la intensidad necesaria para facilitar una lectura ágil’. ¿También en la actualidad hay que recurrir a ellas, es así como puede hacerse más digerible la Historia para los jóvenes en los colegios y a los no tan jóvenes?

Es una opción que tiene el escritor, pero no es absolutamente necesaria para hacer que un relato resulte moderno, actual. En mi caso, no suelo optar por licencias de ese tipo. A mí me gusta que mis novelas históricas y mis libros de relatos sigan muy fielmente los sucesos históricos. Pero procuro usar una narrativa muy cinematográfica y eso es lo que hace que, manteniendo el rigor histórico, el relato conecte con un público moderno, joven: mucha acción, tramas cruzadas, saltos en el tiempo, todo como si fuera una película.

Un abogado le dice, ya en el siglo XIV, a la protagonista del relato ‘La profesional’ respecto al oficio de escritor que ‘no hay mucho dinero en este negocio. Es un trabajo harto precario’. Imagino que lo sigue siendo hoy día. Que muy pocos escritores viven exclusivamente de la escritura. Incluso si se apuesta por el género histórico que parece gozar de buena salud.

En efecto, no creo que más de una veintena de personas e España pudieran vivir razonablemente bien de la escritura, de sus derechos de autor. Lo habitual es que muchos autores compartan su actividad como escritor con otra actividad profesional de la que viven. Es una lástima. Sería magnífico que en lugar de tan pocos pudiéramos hablar de centenares de escritores que pudieran vivir de sus libros. Entre otras cosas sería porque mucha más gente estaría leyendo.

Al leer el relato dedicado a Kipling, en el que el misterio sobre ‘El libro de la selva’ parecía habérselo llevado con él a la tumba, me ha recordado a otro. Al de qué inspiró a Pamela Lyndon Travers para crear el personaje de Mary Poppins. Quizá nos quedan muchos misterios aún por desvelar de otras tantas obras de la literatura y de sus autores a la espera de que alguien los desempolve. ¿Hay material para otros tres libros más?

Sí, sin duda, hay material para más volúmenes sobre misterios de la literatura universal. No sé si continuaré con esta serie de libros o no, pero material hay. Seguimos sin saber con certidumbre quién era realmente Shakespeare, o quién escribió El lazarillo de Tormes. Desconocemos donde están ahora los premios Nobel de literatura de la segunda mitad del siglo XXI, pero en algún lugar deben estar. Y hay mucho que escribir sobre tradiciones literarias poco frecuentadas por lectores occidentales, como la literatura africana, de la India, China o el Caribe. Pero, en mi caso, ahora mismo estoy centrado en la redacción de una novela histórica.

Palabras relacionadas: novela histórica, relatos, literatura universal, escritura, Nobel de literatura.

Tal vez te interese:

servicios editoriales

recursos para escritores

Entrevista a S. Posteguillo por ‘La sangre de los libros’

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *