Entrevistamos a Reyes Monforte para hablar de su último libro “Besos de arena”

Reyes MonforteBesos de arena (Temas de hoy) es la última novela de Reyes Monforte. Su primer libro, Un burka por amor, en 2007, fue un éxito rotundo, con 48 ediciones. Después vendrían: Amor cruel,  La rosa escondida y La infiel. 

En Besos de arena, el lector se introduce en una novela coral, repleta de personajes interesantes y que llegan; con una trama que pasa por diferentes escenarios y nos sitúa en diferentes periodos de nuestra reciente historia vinculados con nuestras relaciones con el Sahara. Son en realidad dos historias de amor que avanzan entre las dificultades reales a las que se enfrentan y se han enfrentado muchas personas en ese lugar del mundo que alguna vez fue español.

Un viaje por el Tinduf, donde se mezcla pasado y presente, desde la salida española de Río de Oro, hasta  las consecuencias de la Marcha Verde, pasando por el papel de las ONGs de la actualidad. Pero el tema central, sin duda, es la realidad de los hartanis: esclavos reales y coetáneos; una lacra que todavía viven muchas personas en el Sahara.

El libro cuenta con un equilibrio interno y una mezcla de géneros que hace posible que diferentes lectores la lean desde variados puntos de vista, haciendo que el sentir al terminarlo sea más que satisfactorio.

Para que nos hablase de todo ello, hemos entrevistado a la autora, Reyes Monforte.

Es un libro crudo, duro y aunque el centro de la novela es el amor, ¿es posible que Besos de arena sea un libro denuncia, porque hablas de esclavitud y de un pueblo tratado injustamente?

No es un libro denuncia. Besos de arena es una novela de ficción que está basada en hechos reales, en una realidad que existe, quizá no de forma generalizada, pero no por ello menos importante. La existencia de hartanis, personas de procedencia mauritana que son cedidas en régimen de propiedad a algunas familias saharauis, es una realidad que  viene siendo denunciada,  documentada y contrastada por organismos internacionales y ONGs tan serias y reconocidas como Amnistía Internacional, Human Rights o la ONG mauritana SOS Esclavos. Es una realidad que a algunos les molesta, no ya que exista, si no que se denuncie, algo que no termino de entender. Pero lo que, realmente, es Besos de arena son dos historias de amor que se entrecruzan en un mismo escenario pero en diferente plano temporal, es un baile de personajes del pasado con personajes del presente. El libro cuenta la historia de amor de Carlos, un maestro valenciano que decide hace 40 años  irse a vivir y a trabajar al Sahara español, a la ciudad de Villa Cisneros, la última colonia española en tierras africanas y allí conoce a una mujer saharaui con la que vive un amor prohibido, casi imposible. Y esa historia de amor posibilita la historia de amor de su propio hijo, cuatro décadas más tarde, con otra mujer saharaui que llega a España procedente de los campos de refugiados de Tinduf. Hay dos grandes escenarios en esta novela: la que fue la última colonia española en tierras africanas, el Sahara Español, la 53 provincia española hace 40 años , y los campos de refugiados de Tinduf, en concreto, el campamento de Dajla.

¿Cómo te has documentado? ¿Has vivido de cerca la vida de los campos de refugiados?

El proceso de documentación es la parte con la que más disfruto. Así me ha pasado en todos mis libros. Por supuesto que hay documentación gráfica, escrita e incluso audiovisual, pero el verdadero lujo es poder contar con la memoria verbal, con el recuerdo hablado de los propios protagonistas que vivieron las historias que se cuentan. En Besos de arena he tenido el lujo de poder contar con el testimonio de muchos españoles, y también saharauis, que vivieron en su día en el Sahara español, en la ciudad de Villa Cisneros, lo que me ha permitido detallar con precisión y con detalle como era la vida allí.  Y lo mismo con personas que han vivido o trabajado en los campos de refugiados de Tinduf, así como con muchas familias de acogida que acogen cada verano a niños saharauis que vienen a pasar esos meses estivales a España. Eso aporta mucha vitalidad y mucha riqueza a la historia y eso el lector lo percibe. Contar siempre con la voz de las personas que han vivido en piel propia lo que tú estás novelando en un libro, es un auténtico privilegio y te facilita mucho las cosas. Aunque en algunas ocasiones, te cuesta convencerles para que abran su corazón y sus recuerdos,  y los compartan contigo.

 ¿Cómo surgió esta historia en tu cabeza?

Surgió de dos maneras distintas. Por un lado, llevaba tiempo queriendo situar una de mis historia en el Sáhara español. Tengo un amigo cuyos padres vivieron en Villa Cisneros durante muchos años y ellos me posibilitaron conocer cómo fue la vida colonial en la que fue durante muchos años la 53 provincia española. Tanto ellos como muchos amigos y conocidos suyos compartieron conmigo sus recuerdos, parte de su vida en aquel paraje que para muchos españoles aún hoy resulta un enigma, algo desconocido. Y junto a esto, un día un compañero me enseñó dos cédulas de liberación, una fechada en el año en junio de 2007 , un documento administrativo de un Tribunal de Tinduf formalizando a liberación de dos esclavas y de su descendencia, y otro fechado en septiembre de 2005, donde se podía leer que el cuello de una persona saharaui era libre a partir de ese día. En definitiva, era un papel de compraventa de personas. Y me extrañó mucho que en pleno siglo XXI existiera todavía la esclavitud de una manera tan gráfica, que existieran esclavos, quizá no con la imagen a la que podemos estar acostumbrados de las cadenas, los grilletes y el látigo, pero sí relativo a un vinculo de propiedad. Y pensé que sería buena idea construir una historia que sucediera , con 40 años de diferencia, en esos dos escenarios.

 ¿Cómo fue tu proceso creativo? ¿Cambia con cada uno de los libros que escribes?

Con Besos de arena duró dos años. El proceso creativo se va adaptando a tus necesidades y a las necesidades de la historia que hayas elegido contar.

 ¿Cómo surgió el título?

El título hace referencia a los besos que Julio le da a su novia,  la protagonista, Laia. Y, además, lo tenía fácil:  amor y desierto del Sahara. Casi era obligado el título: Besos de arena.

 

¿Cuál es el objetivo último de este libro?

Que los lectores lo disfruten, que les guste la historia , que se emocionen, que se entretengan y de paso, que conozcan otra realidad, otro mundo, que se sumerjan en lo que fue la vida colonial en el Sahara español y la realidad de los campos de refugiados de Tinduf. Besos de arena es una novela muy coral, con muchos personajes, para dar cabida a todos los puntos de vista que existen sobre la compleja situación social y política en esa parte del mundo.

 besos-de-arena-9788499983264¿Cuál es tu personaje favorito?

Son muchos. Me es imposible quedarme solo con uno. Es curioso porque cada lector suele tener uno. A mí me llaman mucho la atención los protagonistas masculinos de Besos de arena: Carlos, el padre, Germán, su amigo. Los malvados Ahmed y Hamid, Luis, el cooperante de la ONG española, Karim el Negro, toda una leyenda en el desierto del Sáhara….. Es curioso porque los lectores masculinos suelen quedarse con dos personajes de mujer: Mayka, la abogada pelirroja, de ojos azules, reconocida activista y gran conocedora de la situación que se vive en los campamentos de refugiados ; y Maima , una mujer saharaui con una gran historia personal y defensora de la causa saharaui. Lo cierto es que hay personajes donde elegir.

 ¿Qué crees que tiene que tener una historia para que se convierta en un buen libro?

No creo que exista ninguna fórmula mágica. Yo creo que es importante encontrar una buena historia, que emocione, que conmueva, que te descubra cosas nuevas, y que al terminar el libro tengas la sensación de regresar de un viaje donde has conocido  realidades nuevas y personajes que nunca te hubieras imaginado.  Pero cada lector tiene su reacción y su visión de la novela. Con Besos de arena hay lectores que me han dicho que es una novela romántica, otros que es una novela histórica, otros que es una novela de acción, de aventuras… cada uno lo vive de una manera, y eso es enriquecedor.

 ¿Qué te gustaría que pensasen los lectores cuando terminasen de leer tu libro?

Que han pasado un buen rato, que han vivido casi en piel propia la historia que han leído y , por supuesto, que repitan con la próxima. Y que se queden con ganas de coger otro libro y adentrarse de nuevo en la lectura.  

….

Para leer la sinopsis o comprar este librovisita nuestra librería

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Leonardo Padura nos cuenta cómo ideó su última novela, la soberbia “Herejes”

Entrevista a Santiago Posteguillo. Nos habla de su proceso de creación y de “Circo máximo, la ira de Trajano”, su último libro

Entrevista a Guadalupe Nettel por su libro de cuentos  “El matrimonio de los peces rojos”

Entrevista con Fernando Delgado, nos habla de su libro “Me llamo Lucas y no soy perro”

….

Publicar tu libro y venderlo es sencillo con Olelibros.com tu editorial en la red. Rellena este formulario y lo descubrirás:

[contact-form-7 id=”620″ title=”Formulario de contacto Imprimir”] [title_center title=’Palabras relacionadas’]

Entrevistas con escritores – Consejos de escritores – Reyes Monforte – Besos de arena – Temas de hoy

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *