Agentes literarios: ¿Cómo y cuándo contratarlos? Segunda parte

Agente literario

Agentes literarios: ¿Cómo y cuándo contratarlos? Segunda parte

En un artículo reciente os hablamos de la figura del agente literario. Comentamos varias de las preguntas que suelen hacernos los autores que se ponen en contacto con Olelibros.com tanto si tienen listos para publicar sus manuscritos como si están por terminar. En ese artículo, además de responder a la pregunta de qué es un agente editorial, también comentábamos dos cuestiones de interés para los escritores, como son: qué porcentaje suelen cobrar lo agentes o agencias editoriales O cuándo debemos pensar en contratar a un agente o a una agencia editorial. Por último, os recomendábamos tener en cuenta, a la hora de contactar con una agencia o un agente literario, tener claro qué se les envía para que a su vez nos den una respuesta favorable.

Os recordamos de nuevo que no es apropiado enviar nuestro manuscrito directamente, salvo que en la web o la información facilitada así lo indique expresamente. Lo habitual, como ya indicamos, es enviar por correo electrónico una carta de presentación (breve) y una propuesta editorial.

¿Qué incluye una carta de presentación (breve)?

Por de pronto hay que tener en cuenta que no se trata de una solicitud de trabajo ni de extenderse en detalles, he ahí el que hayamos indicado lo de breve. Ello quiere decir que en el correo que enviéis, la carta de presentación no ha de ocupar más de doscientas o trescientas palabras, aprox. Una carta de presentación a un agente literario más larga no solo no será más efectiva, sino que puede tener el efecto contrario: abrumar y cansar al receptor que, como es lógico, suele recibir docenas de propuestas (cartas y manuscritos) cada mes. Por tanto, la regla de oro es: id al grano y sed efectivos.
En la carta de presentación es suficiente con que uno se presente como escritor en un par de líneas (quién eres y una brevísima reseña de tu carrera como escritor). Puede añadirse un par de líneas más sobre la novela, relatos, poemas, obra de teatro, etc. que les envías adjunto a esta. Segunda regla de oro: recuerda incluir tus datos de contacto, no vaya a ser que estén interesados y tengan que buscar cómo contactar con nosotros rastreándonos en internet.
Además de la carta de presentación es usual incluir otro archivo en el correo, una propuesta editorial.

¿Qué incluye una propuesta editorial?

A grandes rasgos, su contenido es: una hoja portada con el título de la obra en cuestión y el nombre (o nombres) del autor (o autores). También una sinopsis de la obra, vuestro currículo literario que incluirá, evidentemente, vuestros logros o itinerario hasta la fecha como escritores: premios literarios, otras publicaciones, reseñas de tus obras, etc.). Muy importante incluir una breve explicación de por qué pensáis que la obra puede tener un hueco en el mercado, en estos casos podéis apoyaros en alguna comparación sobre obras similares que hayan tenido éxito). Por último, es habitual incluir o bien las primeras páginas de la obra o bien un capítulo o un relato (si es una antología de relatos), etc. De nuevo aplicamos la regla de oro: no adjuntéis el libro entero; si les interesase, lo pedirán en un mail de respuesta.
Y una nueva regla de oro para ambos documentos: deben estar bien escritos, es decir, sin errores ortográficos o gramaticales, tomaos el tiempo necesario para revisarlos pues nada da una imagen tan pobre como anunciarse como escritor y antes de que lean nuestra obra que se lleven una impresión equivocada por culpa de unos acentos o unas erratas ortográficas.

¿Cuál es el siguiente paso una vez enviado el correo al agente?

Esperar. Hay escritores, como dijimos en el artículo anterior, que no tienen en cuenta que no es algo automático, que los agentes no están de brazos caídos y cuando les llega nuestro correo no tienen nada mejor que hacer que abrirlo, leerlo y contestar efusivamente ese mismo día o el siguiente. Insistimos en el hecho de que son muchos los mails que les llegan mensualmente por lo que un escritor ha de ser paciente.
A veces puede demorar un par de meses, o tres, en llegar una respuesta. Si pasado ese tiempo no se tiene noticias, puede enviarse un correo (también breve y cordial) preguntando si recibieron la propuesta correctamente. No sería el primer caso de mail que va a la carpeta de spam o correo no deseado.
Una vez obtenida la respuesta, confiemos en que ha sido positiva, lo habitual es que soliciten el manuscrito entero. Nueva regla de oro: ello no quiere decir que vayan a representarnos, solo que van a leer y valorar la obra entera. Enhorabuena, esto ya es un avance. De nuevo tocará armarse de paciencia: ten en cuenta que probablemente tardarán varios meses en responder, eso sí, seguro que la espera merecerá la pena.
Si, pasado este nuevo período, la agencia (o el agente) decide que quiere representarte, comenzará el proceso de negociación y firma del contrato; y de ahí a la publicación de la obra. ¡¡¡¡Enhorabuena y felicidades!!!

También te puede interesar:

Agentes literarios: ¿Cómo y cuándo contratarlos? Primera parte
Agente literario: ¿Cuáles son los más importantes?
Cómo se escribe una sinopsis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Block "pop-up-newsletter" not found