Jesús Ferrero nos habla de su nueva novela Doctor Zibelius, Premio Logroño de Novela

alt="Jesus Ferrero doxctos zibelius entrevista olelibros"

Jesús Ferrero nos cuenta qué le llevó hasta Doctor Zibelius

“Parte de lo que hablo (en la novela) ya está en las dimensiones de la realidad”

alt="doctor zibelius jesús ferrero"
Pincha aquí para comprar Doctor Zibelius o leer su siniopsis

Jesús Ferreo, escritor de culto, con más de una veintena de obras publicadas, ha conseguido con su última novela, Doctor Zibelius (Algaida), el IIV Premio Logroño de Novela. Ferrero, ducho en todos los géneros y sobradamente premiado, nos introduce con esta obra en la ficción científica.

Doctor Zibelius nos sitúa ante una hipótesis que bien podría ser realidad: la migración de almas “en términos físicos”, según Ferrero. ¿Qué harías si de repente despertaras en otro cuerpo?

Una temática que, según nos cuenta el autor, ha supuesto una serie de comparaciones equívocas por parte de algunos medios respecto a clásicos de la ciencia ficción como el de Mary Shelley, a lo que el autor responde que nada más lejos de los que él ha querido hacer: “los lectores no se van a encontrar con un Frankenstein II porque ni el planteamiento es ese ni, desde luego, las conclusiones. Yo no satanizo la ciencia, yo estoy a favor del desarrollo de la ciencia, me cabrea mucho que cierta ética irresponsable quiera impedir la investigación con células madre, por ejemplo”. Según Ferrero, el planteamiento viene dado más por la época actual que por haberse inspirado en otras obras de ficción científica porque “ahora mismo te puedes inspirar ya en la realidad, parte de lo que hablo está ya en las dimensiones de la realidad”, afirma el autor.

De hecho, Ferrero dice que en la historia de la medicina hay antecedentes y que es normal que los avances de las ciencias no lleguen al público. De hecho, Ferrero afirma que en su investigación para el libro se ha encontrado con muchos misterios sin resolver. “Yo he querido enterarme pero en realidad no hay tanta información directa de todo”, señala Ferrero.

Personajes

Pero esta novela es mucho más que experimentos científicos, también la habitan personajes muy ricos en sus personalidades y en lo que representan. Doctor Zibelius desmitifica estereotipos y descubre nuevas sensaciones, por ejemplo, los vínculos que puede despertar en el cerebro de una persona lo que ha vivido el cuerpo de otra, que ahora es el suyo. La memoria del cuerpo, un tema sobre el que se sabe poco y se ha escrito poco, en este sentido, Ferrero asegura que el alma forma parte del cuerpo y quería comprobarlo en este personaje trasplantado en el cuerpo de otro.

Personajes que bucean en las diferentes formas del alma humana protagonizados por un científico especial, Zibelius. Ferrero dice que primero visualizó el nombre, Sibelius. pero que luego le cambió la primera letra y ese tono polaco del protagonista fue inspirador. Según Jesús Ferrero la Z “le da una dimensión eléctrica, hay que dejarse un poco guiar por los nombres de los personajes y darles carnalidad”. Ese fue el inicio de esta obra en la que Ferrero ha puesto mucho cuidado en no satanizar, de ahí que la narración esté en tercera persona, para que el lector pueda juzgar con su propio criterio lo que se cuenta.

Proceso creativo

Así, esta novela partió, como siempre en las obras de Ferrero, de una idea abstracta que va haciéndose más grande y material, según el autor el momento más emocionante de la creación es “cuando estás viviendo la historia sólo en la mente, es el momento más creativo y estimulante porque ahí sí que estás creando las cosas  de la nada”.

Jesús Ferrero nos confiesa que no escribe todos los días a la misma hora, para el autor todo depende del momento en el que se encuentre la historia “la primera versión la escribo muy rápida, siguiendo el hilo dramático y la acción, si ocuparme de ambientación ni la atmósfera, ni  nada de eso; y luego puedo estar dos o tres meses sin escribir absolutamente nada”. En definitiva, este autor escribe donde le viene la inspiración y cuando le dicta su instinto. Eso sí, corregir es esencial, “de hecho, creo que la corrección es parte fundamental de la creación. No consiste sólo en suprimir, sino que estás limando la estatua, la estás acabando y ese acabado no hay que descuidarlo y se hace interminable, ni siquiera concluye con las últimas galeradas”, asegura el autor.

Por último, respecto a qué le gustaría que pensase el lector después de leer Doctor Zibelius, Ferrero lo tiene claro, “parafraseando a Bertolt Brecht, que era muy marxista y nada dado a la frivolidad, refiriéndose al teatro, pero lo mismo se puede aplicar la novela: Son géneros para divertir y entretener al lector y eso ya es un oficio sagrado. Si además de entretenerlo y divertirlo lo sumerges en un tejido de emociones con las que puede disfrutar y hasta vivir vidas que ni siquiera imaginaba, si además de eso, le incitas a pensar de vez en cuando; ya has cumplido tu propósito con creces y eso es lo que me gustaría que ocurriera con este libro”.

[title_center title=’Opina sobre otras entrevistas’]

LUIS GARCÍA MONTERO: “El primer compromiso de los escritores está en el lenguaje”

LUZ GABÁS“El proceso de creación es muy terapéutico”

PILAR URBANO“La constitución se hizo deprisa y con miedo”

TERESA VIEJO: “Me gusta que cada capítulo me encoja el corazón”

ALMUDENA GRANDES: “A mí la categoría de personaje que más me gusta es la de los supervivientes”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *