Los escritores. Entrevistas. Alfredo Escardino nos habla sobre “Una erasmus en Bruselas”, su primera novela

alt="Entrevista Alfredo Escardino Una erasmus en Bruselas"

Comparte

alt="Alfredo Escardino, autor de Una erasmus en Bruselas para Olelibros.com"Alfredo Escardino, nos presenta su primera novela, Una erasmus en Bruselas, ciudad en la que ha vivido unos cuantos años y que quiere dar a conocer al mundo con esta primera experiencia en la narrativa.

Aunque, a priori, el lector pueda pensar que se trata de una novela para y de adolescentes que salen de su país a darlo todo por esos mundos de dios y, aunque, en la actualidad, el tema europeo está que arde, no se engañen, la trama de esta novela encierra tesoros y, sobre todo, joyas, cuando la lean entenderán el porqué de mis palabras.

Una prosa ágil, buena documentación, regusto a nuestra historia común con los Países Bajos y una acción que atrapa son los principales ingredientes de esta novela, muy cuidada en todos sus aspectos, se nota la corrección exhaustiva de su primera inspiración y su exquisito miramiento respecto a todas las pistas que el lector va encontrando para resolver los enigmas que plantea.

Para conocer un poco más de su autor y de esta obra, nos entrevistamos con Alfredo Escardino. Os dejamos con sus respuestas.

¿Cuándo y por qué decides que vas a escribir este libro?

La idea de escribir una novela me rondaba desde hacía bastante tiempo, pero no tenía claro qué historia contar. Y no lo decidí hasta hará seis o siete años. A raíz de una conversación con antiguos erasmus, se me ocurrió narrar las aventuras de una estudiante española que viviese una experiencia de ese tipo. Lo de ambientarla en Bruselas no me costó decidirlo: es una ciudad donde he vivido bastantes años, que conozco bien y a la que le tengo mucho cariño. Además es una ciudad cosmopolita y con gran potencial narrativo, pues es el centro de poder administrativo de la Unión Europea.

¿Tenías algún objetivo previo?

No sé si pueden considerarse objetivos, pero quería escribir una historia entretenida, amena, fácil de leer, con ritmo ágil y que hiciese pasar un buen rato al lector. Que le permitiese descubrir una ciudad, Bruselas, que quizá desconocía. Y también una forma de vida, la de los jóvenes que pasan una temporada en el extranjero por motivos académicos o profesionales, con sus momentos de diversión pero también de dudas y angustia. Eso sí, contados con cierta ironía y con un trasfondo optimista que dejase buen sabor de boca. Y quería combinarlo con cierta dosis de aventuras, intriga y suspense que mantuviese la tensión hasta el final de la novela.

¿Qué te gusta de Cristina, la protagonista? ¿Además de ella, cuál es tu personaje favorito?

Una erasmus en Bruselas es una novela escrita en gran parte en primera persona, muy de protagonista. Cristina Vilanova es el centro de la novela, su razón de ser. Y ha sido tan intensa mi relación con ella, tanto tiempo narrando sus vivencias como si fuese ella quien lo hace, poniéndome en su piel, que me resulta difícil decirte lo que me gusta y no me gusta de ella. Es una joven normal, como tantas otras. A veces observadora, reflexiva y prudente; a veces más aventurera. En cuanto a los demás personajes, creo que todos tienen algo de mí, así que a todos les tengo cariño.

¿Cómo ha sido el proceso de documentación?

La novela transcurre a finales de los años ochenta, así que en cierto modo es una novela contemporánea. Y está ambientada en Bruselas, una ciudad que conozco bastante bien. Es por eso que la fase de documentación no ha sido la parte más complicada del proceso de escritura. Sin duda los aspectos que han requerido mayor documentación han sido los relacionados con la trama histórica en la que la protagonista se ve envuelta sin quererlo, y que se convierte en hilo conductor de la trama de intriga y suspense en la novela. Esa trama es ficticia, como lo es el resto de la novela, pero se remonta al siglo XVII, a hechos que ocurrieron cuando Flandes pertenecía a la Corona española. Y para ubicarlos con rigor histórico sí que he necesitado cierta labor de documentación.

La novela está escrita en dos voces, la de Cristina y la de un narrador omnisciente, ¿qué te llevó a tomar este camino narrativo?

Te voy a contar algo que quizá te sorprenda: la primera versión de Una erasmus en Bruselas estaba escrita toda ella en tercera persona, con la voz de ese narrador omnisciente al que te refieres. Tratándose de mi primera novela y de una protagonista femenina, probablemente me daba cierto apuro escribirla en primera persona por si al lector no le resultaba creíble. Pero, como ya he dicho, es una novela muy de protagonista. Así que, tras dejar leer el primer manuscrito a algunas personas y siguiendo sus consejos, decidí reescribir la novela y mantener la voz del narrador omnisciente (la narración en tercera persona) solo para aquellas escenas en que la protagonista no estaba físicamente presente. Y pasé todas las demás escenas a primera persona, como si la propia Cristina narrase sus reflexiones y sus vivencias. Creo que así la novela ha salido ganando, pues permite al lector sentirse más cerca de la protagonista y empatizar más con ella.

alt="una_erasmus_en_bruselas-alfredo_escardino_olelibros-punto_com"¿Cómo ha sido tu proceso creativo? ¿Has utilizado alguna técnica especial para escribir este libro?

Una erasmus en Bruselas ha sido mi primera novela y no tenía ninguna experiencia previa en narrativa de ficción, así que el proceso creativo ha ido definiéndose sobre la marcha. Una vez hube decidido quién iba a ser la protagonista, las grandes líneas de la historia que quería contar y dónde quería ambientarla, comencé a documentarme, a imaginar personajes, a tramar escenas y diálogos. Al principio, de un modo anárquico y desordenado, en cualquier lugar y momento del día, como si se tratase de una tormenta de ideas. También aproveché para familiarizarme con algunas técnicas de narrativa de ficción. Y cuando el material acumulado comenzó a tener cierta consistencia, me puse a escribir la novela. Las mañanas, que es cuando estoy más fresco y descansado, solía dedicarlas a la parte creativa; las tardes y noches, sobretodo a revisar lo ya escrito. Y la última fase del proceso ha estado destinada a releer, afinar diálogos, pulir escenas, corregir el texto y eliminar todo aquello que sobraba, que no aportaba gran cosa a la trama.

¿Qué esperas de Una erasmus en Bruselas?

Pues no te sabría decir. Se trata de mi primera novela, así que todo lo que estoy viviendo con ella es nuevo para mí. Todo me llama la atención. Además, no parto con una idea preconcebida de dónde quiero llegar, pues carezco de experiencia en ese mundo y no tengo referentes cercanos. En todo caso, me gustaría que la experiencia en su conjunto fuese grata e interesante, y la mejor prueba de ello sería que me animase a escribir una segunda novela.

¿Cómo te ha cambiado escribir este libro?

Ha pasado poco más de un mes desde que Una erasmus en Bruselas llegó a las librerías, y en estas semanas de promoción mi día a día sí que ha cambiado bastante: entrevistas, presentaciones de la novela, firmas de ejemplares, participación en Ferias del Libro… Cosas que no había hecho con anterioridad. Pero supongo que esto es lo habitual en las novedades editoriales, y que una vez termine la promoción todo volverá a la normalidad.

¿Qué te gustaría que pensase el lector al terminar de leer el libro?

Me conformaría con que pensase que la novela es entretenida y le ha hecho pasar un buen rato. Si además le ha permitido descubrir una ciudad y una forma de vida que desconocía, y le inspira a vivir experiencias similares, tanto mejor.

¿Tienes la siguiente obra ya en mente?

Algo tengo pensado. Durante el tiempo que pasó desde que firmé el contrato de edición hasta que Una erasmus en Bruselas llegó a las librerías tuve tiempo de imaginar una nueva historia que me gustaría novelar. De todos modos, antes de meterme de nuevo en una tarea de esa envergadura prefiero esperar a conocer la reacción de los lectores a mi primera novela. Si en general es positiva, lo normal es que escriba una segunda.

Comparte

Opina sobre otras entrevistas

LUIS GARCÍA MONTERO. “El primer compromiso de los escritores está en el lenguaje”

Luz Gabás: “El proceso de creación es muy terapéutico”

Pilar Urbano: “La constitución se hizo deprisa y con miedo”

→Teresa Viejo: “Me gusta que cada capítulo me encoja el corazón”

→Almudena Grandes (RP): “En otros países son capaces de ocultar conejos pero aquí se ocultan mamuts”

→Jenn Díaz: “La escritura me permite estar en el mundo de alguna forma, escribiendo”

→Almudena Grandes: “A mí la categoría de personaje que más me gusta es la de los supervivientes”

→Premio Nadal 2014. Carmen Amoraga: “Yo creo que siempre escribimos la misma novela”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.